Responsabilidad Social

Responsabilidad Social en mi empresa

Lograr el equilibrio de una empresa resulta más sencillo cuando se toman decisiones adecuadas basadas en estrategias fundamentales. Si tienes un negocio o tienes en mente comenzar uno, puedes tomar en cuenta las ventajas que te ofrece implantar la Responsabilidad Social como tu lógica principal.

La Responsabilidad Social incluye las prácticas benéficas que puedes hacer en tu entorno, para compensar aquellos “daños” que llegues a causar con tu empresa. También hará que tu negocio tenga congruencia y genere una imagen positiva de tu negocio, que se lograrían con acciones sencillas.

  • Reconoce tu identidad y se coherente con ella: En la competencia por la confianza, es importante que haya coherencia con lo que tu empresa muestra al exterior y sus acciones. Evita enviar mensajes contradictorios a tus clientes y proveedores, este puede ser el punto de partida para generar buena reputación y lealtad de todas las partes que intervienen en tu negocio.
  • Motiva a tus empleados: Instaura una política adecuada de personal, ten en mente que son tu activo más importante pues ellos le dan estructura a tu negocio. Lo puedes hacer estableciendo sueldos dignos, contratos justos y capacitación continua. Ayudarles a conciliar su ámbito laboral con el profesional, involúcralos, escúchalos e incítalos a participar y aportar nuevas ideas, crea para ellos mejores puestos y oportunidades.
  • Reduce el impacto ambiental: Puedes aprovechar mejor tus recursos si los optimizas mediante el reciclaje, implementa acciones para evitar las fugas de energía y bajar el consumo de agua y luz. Adquiere maquinaria o productos ahorradores de energía, cumple con las normativas ambientales y toma medidas para generar menos residuos. Todo lo anterior te traerá ventajas competitivas.
  • Incorpora la innovación como estrategia: Intenta adaptarte a las formas de consumo actuales, sobre todo toma en cuenta que tus grupos de interés (proveedores, empleados, accionistas, clientes, administración, medios, sociedad) estarán en constante cambio y la respuesta estará en actualizarte e implementar nuevas formas positivas de tratar con cada uno de ellos.
  • Haz visible tu responsabilidad social: Es posible que tu empresa ya sea socialmente responsable sólo que no lo sabes. Identifica los puntos con los que ya cumples, incluye algunos nuevos para aplicarlos a corto, mediano y largo plazo. Cuéntalo, hacerlo visible lo vuelve rentable, y se convierte al mismo tiempo en una estrategia para atraer la atención de tus grupos de interés.

Las ventajas de ser una Empresa Socialmente Responsable no solamente se reflejan en el sentido económico, sino que creas un mejor entorno que incluye a todos los grupos de interés relacionados con tu negocio. Analiza tu situación y comienza a implementar estrategias que te puedan ayudar a beneficiar a la comunidad que te rodea.

 

Material Propiedad de FINANZAS PRACTICAS DE VISA.

Protegiendo el planeta

La frase popular que dice que los niños son el futuro de nuestro planeta, es sabia, pero agregaríamos, que la niñez también es el presente del mundo. Lo que viven nuestros hijos día a día y lo que aprenden en este tiempo no sólo tendrá consecuencias a futuro, sino que también puede modificar su presente y el nuestro.

Por esta razón, es importante que tomemos en cuenta e incluyamos a los niños y jóvenes en el cuidado de las finanzas familiares y su medio entorno. Los buenos hábitos que aprendan desde ahora no sólo les facilitarán su vida adulta, también ayudarán a la armonía en su actual hogar.

Ahora bien, por todas partes escuchamos hablar (y nuestros hijos también) sobre los terribles efectos que sufre nuestro planeta como consecuencia de la explotación desmedida de recursos naturales por parte del ser humano; sin embargo, muchas veces nos sentimos un tanto desorientados en cuanto a cómo actuar o cómo ayudar como individuos o como miembros de una familia.

A veces podemos llegar a creer que los grandes cambios los realizan las grandes organizaciones ecologistas gubernamentales y privadas y que las pequeñas acciones desde casa no tienen una verdadera influencia a nivel global. Lo cierto es que el mundo está compuesto de individuos y lo que produce los cambios (para bien o para mal), es la suma de todas las acciones individuales y colectivas (buenas y malas).

Por otro lado, al adoptar medidas que ayudan a conservar el planeta, podemos generar un ahorro palpable en nuestras finanzas familiares, dado que dejar de gastar los recursos de nuestro mundo se ve reflejado de inmediato en nuestra economía. Y es que ahorrar en electricidad, agua y gas se traduce en menos cuentas por pagar cada mes, además, de poner un granito de arena para cuidar nuestro planeta.

Así pues, ya que nuestros hijos son parte fundamental de la familia, podemos hacerles el gran regalo de educarlos para cuidar de este planeta (que será suyo por más tiempo), a la vez que les inculcamos maneras de ayudar a la economía familiar.

En este artículo te mostraremos varias estrategias de ahorro y cuidado del planeta para que compartas con tus niños. Si incluyes a tus hijos en tus planes financieros de un mejor aprovechamiento de energía eléctrica, gas y agua al tiempo que les explicas que ellos son muy importantes porque tienen el poder de cuidar al mundo y ayudar a la familia, seguramente se sentirán emocionados y motivados para ayudar.

El escuadrón del ahorro
Una buena idea para inducir a los niños al ahorro es inventar una pequeña historia o juego en el que ellos tengan el papel de superhéroes, de inspectores o de vigilantes del buen consumo de la electricidad, gas y agua en el hogar.

Electricidad

  • Primera misión: reemplazo de bombillas. Enseña a tus hijos que al cambiar las bombillas tradicionales (incandescentes) por bombillas ahorradoras (fluorescentes) podrán ahorrar entre un 60% y un 80% en gasto de alumbrado. Explícales que los focos ahorradores son más poderosos:

Los altos niveles de consumo de gas en el hogar afectan nuestra economía familiar, además, de que contribuyen al deterioro de nuestro planeta. Para evitar el desperdicio, puedes pedirle a tu hijo que realice las siguientes misiones:

Nota: En estas misiones, acompaña a tus hijos; recuerda que las estufas pueden ser peligrosas para los niños. Si son muy pequeños, sería preferible que no los incluyas en esta sección.

Estufa

  • Misión 1: cerrar pilotos. Muéstrales a tus hijos cómo cierras los pilotos de la estufa cuando no vayas a cocinar. Si está en tus posibilidades, compra una estufa reciente, con encendido electrónico integrado.
  • Misión 2: vigila la flama. Al estar cocinando, revisen juntos que las hornillas estén bien colocadas y que el gas no se esté escapando. Si la flama es de color azul todo está bien, pero si es amarilla o naranja, quiere decir que la combustión es inadecuada y hay desperdicio.
  • Misión 3: capa plateada. Enseña a tu hijo a cubrir la base de las hornillas con papel aluminio (capa plateada). Explícale cómo este material refleja el calor y permite que se aproveche más la flama.
  • Misión 4: alto al desperdicio. No dejes las hornillas encendidas sin necesidad.
  • Misión 5: supervisa los líquidos. Si estás cocinando líquidos, enseña a tus niños a bajar la intensidad de la flama cuando la comida comience a hervir. La temperatura mayor sólo hará que el agua se evapore más rápido, pero no acortará el tiempo de cocción.

Calentador o boiler
Nota: al igual que sucede con la estufa, hay que tener mucho cuidado con los niños en este caso. De igual forma, si son pequeños, lo mejor es no incluirlos en estas estrategias.

  • Misión 1: baja la temperatura del termostato. No necesita estar en lo más caliente.
  • Misión 2: cuidado con las fugas. Explica a tus hijos la importancia de las fugas. Diles que las fugas no sólo son peligrosas sino que también producen más gasto. Revisa que no haya escapes de gas, en especial en los dos metros de tubería más cercanos al calentador.
  • Misión 3: limpieza. Hay que limpiar el calentador periódicamente, ya que el agua almacenada se llena de polvo, piedritas, óxido y otros materiales que lo hacen poco eficiente.
  • Misión 4: implementación de equipo solar. Platica con tus hijos sobre los nuevos calentadores solares. Si puedes, reemplaza tu calentador de gas por uno solar. Son relativamente baratos y fáciles de instalar. Utilizan celdas solares, por lo que una vez que lo tengas, no volverás a gastar por culpa del calentador.

 

Material Propiedad de FINANZAS PRACTICAS DE VISA.

Aprovecha el green marketing

Como empresario, ¿alguna vez has escuchado hablar sobre el Green marketing y qué beneficios tiene? En el siguiente artículo podrás conocer un poco más sobre este tema.

Conforme van avanzando los días, nuevas ideas y necesidades de consumo surgen. Los empresarios se encuentran con consumidores más responsables y más sensibles ante las diferentes manifestaciones ambientales que tiene nuestro entorno, y es justo aquí donde aparece el green marketing.

Sabemos que el marketing es la herramienta que nos permite establecer necesidades de consumo en nuestro público y actualmente, se tiene que tomar en cuenta el medio ambiente, así que habrá que poner manos a la obra, te dejamos algunos consejos.

Dile adiós al papel: si como parte de tu estrategia publicitaria acostumbras enviar a tus clientes por correo tradicional las distintas promociones que tienes, cambia de vía, ya no utilices el papel, ahora envía por correo electrónico o a través de las redes sociales las diferentes ofertas y novedades con las que cuentas.

Revisa tus materiales: dependiendo del giro de tu negocio, en la elaboración de tus productos trata de utilizar materiales que no contaminen el medio ambiente. Aunque parezca algo muy pequeño, los consumidores actualmente prestan atención en esos detalles.

Promueve campañas ecológicas: una opción que tienes como empresario, es que contribuyas o apoyes en diferentes causas medioambientales, no necesariamente tienen que estar relacionadas con los productos o actividades que desarrollas dentro de la empresa, sino que muestres una preocupación real por el ambiente.

Publicidad ambiental: sugiérele a tu departamento o área creativa, que realicen campañas de publicidad que estén orientadas al cuidado del medio ambiente.

Respeto a tus compradores: si comenzarás a utilizar estrategias de green marketing, deberás tener presente que no todos tus clientes consumirán tus nuevos productos. Puedes marcar aquellos que estén realizados bajo otros procesos para que cada consumidor decida qué es lo que mejor le conviene.

Comenzar a crear consciencia ecológica en tus trabajadores y consumidores ya no es una tarea tan compleja como en otros tiempos. Eso sí, cuida que todo aquello que estés proyectando con relación al cuidado del medio ambiente sea creíble y tus clientes no lo vean como una simple moda.

Fonofácil: Desde la Ciudad 809.731.3333 (opción 0) y desde el interior sin cargos 1(809)200.3333 *256 desde tu celular info@alnap.com.do