Finanzas Familiares

¿Qué debería enseñar a mis hijos sobre finanzas?

Estudiar una carrera puede ser muy gratificante, no solamente por los conocimientos adquiridos que nos ayudarán a ganarnos la vida, sino por todo lo que sucede alrededor de la misma, hacer amigos, conocer maestros, entre muchas otras cosas.

Sin embargo, a veces se torna un poco difícil ya que en el plano económico tenemos muchos compromisos como la colegiatura o la compra de libros y materiales. Ahora te daremos algunos consejos para que puedas aprovechar tu presupuesto y ahorrar un poco más.

  • Evita la compra de libros cada semestre: consulta si en la biblioteca de tu escuela cuentan con los títulos que necesitas. También puedes consultar a tus amigos de semestres más avanzados que el tuyo y, si cuentan con el material que necesitas, pídeles que te los presten, y una vez que termine el semestre devuélvelos en buen estado.
  • Compartir vehículos: si tienes algún compañero de escuela que también tenga vehículo, pueden trasladarse juntos en éste. Tomen turnos para que así ahorren en gasolina. Pueden invitar a otros estudiantes que no tengan este medio de transporte, además también beneficiarán al medio ambiente.
  • Busca un apartamento con tus amigos: si la universidad se encuentra en otra ciudad, una manera de ahorrar es rentar un apartamento con compañeros. De esa manera los gastos se dividirán entre varias personas y podrás utilizar parte de ese dinero para tus gastos del mes.
  • Guarda dinero para la diversión: recuerda que el esparcimiento también es una parte importante de tu vida. Consulta si en la ciudad donde vivirás hay descuentos para estudiantes en diferentes lugares de esparcimiento. Recuerda que también existen ciudades que ofrecen entradas gratuitas a museos, así como talleres y diversas actividades.

Consejos financieros para Papá

Convertirse en padre por primera vez es muy emocionante. Es un evento que reúne a la familia debido a la llegada de un nuevo integrante a la misma. Si recién te convertiste en padre, a continuación te damos algunas sugerencias financieras y estés preparado en caso de algún imprevisto.

Elabora un presupuesto.
La llegada de un nuevo miembro supone más gastos, por lo que te recomendamos que elabores un presupuesto anual en el cual incluyas al nuevo miembro y todo lo que necesitará; ropa, pañales, consultas médicas, etcétera.

Contrata un seguro de vida.
Un seguro de vida protegerá a tu familia en caso de alguna eventualidad. Con ese dinero podrán seguir conservando cierta estabilidad económica para salir adelante.

Ten una inversión.
Destina una cantidad para invertirla en algo que beneficie a tu familia, puede ser la compra de una casa, la universidad de tus hijos. Recuerda que de acuerdo a tu meta se establecerá el plazo, por ejemplo la compra de un inmueble requeriría una inversión a largo plazo.

Crea un fondo de emergencias.
Separa y destina dinero para este fondo cada mes. Procura tener por lo menos seis meses de tu sueldo ahorrados en caso de que se presente algún imprevisto como un accidente, enfermedad o pérdida de empleo.

Puedes depositarlo en una inversión de corto plazo para obtener algunos rendimientos, pero recuerda que no deberás tocarlo, para que, si una eventualidad se presenta, puedas resolverla.

Material Propiedad de FINANZAS PRACTICAS DE VISA.

Evalúa el colegio de tus hijos

Escoger un colegio para nuestros hijos es una tarea que debe realizarse con cuidado, pues estamos incurriendo en aspectos importantes de su futuro.

Los criterios que deberemos tomar en cuenta variarán en función del nivel educativo en que se encuentren. No es lo mismo pensar en preescolar, que en primaria, secundaria, o en la universidad. Entre los criterios de elección más comunes destacan:

  • Prestigio
  • Tradición familiar
  • Nivel académico
  • Método de enseñanza
  • Calificación de los maestros
  • Actividades extracurriculares artísticas o deportivas

Preescolar
La edad preescolar es una edad delicada en términos de escuela, puesto que los niños no tienen la edad suficiente para cuidarse por sí mismos. Así pues, el criterio principal para elegir una escuela a este nivel deberá ser la capacitación y perfil del personal que labora en la institución.

Debemos asegurarnos que son personas confiables para trabajar con niños pequeños. Que están bien capacitados y que son psicológicamente estables.

Es muy importante conocer físicamente la escuela y a sus trabajadores, que van desde los directivos y maestros hasta el personal de mantenimiento, para asegurarnos que los niños estarán en buenas manos.

Primaria y secundaria
Uno de los criterios más importantes a tomar en cuenta en este caso es la reputación de la escuela. Pero, ¿cómo podemos saber cuál es dicha reputación?, después de todo, ninguna escuela admitirá ser mala en los folletos informativos o sitios de Internet. La mejor manera de conocer las características reales de una escuela es preguntando a los alumnos que asisten a ella y a sus padres.

Una buena opción para empezar con la indagación es acudir a las escuelas más cercanas a casa o trabajo, tanto a las privadas como a las públicas, para comparar las opiniones de padres y estudiantes.

Un factor que deberemos tomar en cuenta en todo momento es nuestra capacidad económica. Si una escuela es demasiado cara con respecto a nuestras posibilidades, seguramente no será una buena opción ya que estaremos constantemente angustiados por tratar de pagar algo que no podemos.

Debemos tomar en cuenta que la educación también se adquiere en casa y las escuelas no son las únicas que forman a los hijos.

Por último, es buena idea comparar el costo de la escuela con lo que ofrece: instalaciones, enseñanza de idiomas, deportes, y otras actividades. Y realizar cálculos de lo que nos costaría inscribir a nuestros hijos en las mismas actividades fuera de la escuela.

Recomendaciones generales:

  • Dedique tiempo suficiente a la elección de escuela. Haz un listado de los aspectos que para usted y su familia son importantes: enseñanza de idiomas, desarrollo de habilidades artísticas, valores religiosos, deportes, etcétera.
  • Visite las escuelas que considere como posibles opciones y haga todas las preguntas que considere necesarias, tanto a los directivos, como a los maestros y alumnos. No se quede con ninguna duda.
  • En caso de pensar en una escuela privada, informese sobre las políticas de pago. Indague los costos de inscripción, colegiaturas y posibilidades de becas.
  • Por último, consulte con sus hijos al respecto. Hable con ellos, después de todo, serán quienes asistirán a la escuela y es mejor que estén convencidos de que les gusta para que aprovechen lo que les ofrece.

 

Material Propiedad de FINANZAS PRACTICAS DE VISA.

Planeando un Viaje

Planeando un viaje al extranjero

Es importante tomar en cuenta todos los aspectos que influyen en la realización de un viaje al extranjero para que éste sea exitoso financieramente. Si no lo planeas correctamente, pueden ocurrir imprevistos que te generen gastos adicionales innecesarios.

Para realizar un viaje al extranjero, es necesario comenzar la planeación con varios meses de anticipación. Lo anterior, para realizar todos los elementos que requerirá, de acuerdo al presupuesto destinado para el viaje.

A continuación citamos algunos factores que debes analizar al comenzar la planeación de tu viaje al extranjero:

  • Presupuesto
  • Financiamiento
  • Destino(s) y tiempo
  • Documentos que requieres para viajar
  • Itinerario, guías y mapas de los destinos
  • Transporte
  • Alojamiento y alimentos
  • Imprevistos

Planeación
Una vez establecidos los elementos a considerar en el viaje revisa a detalle cada uno, y procura profundizar en los más importantes para disminuir los imprevistos.

Presupuesto
Infórmate por medio de Internet y/o guías turísticas de los lugares que deseas visitar. Este será el primer paso para determinar el presupuesto necesario para realizar el viaje. Posteriormente, infórmate de las tarifas para trámites legales como el pasaporte, visas e impuestos, y determina el monto que deseas gastar en alimentación, recuerdos del viaje y regalos.

Financiamiento
Existen dos formas básicas de financiar un viaje:

Con ahorros
Nuestra primera opción es el ahorro, ya que no implica ningún riesgo o costo adicional. En la medida de nuestra capacidad económica, podemos destinar un porcentaje de nuestros ingresos mensualmente para alcanzar nuestro objetivo financiero.

Con un crédito
La segunda opción para financiar el viaje suele ser la más común, que es pagarlo con una tarjeta de crédito, para lo cual existen promociones de pagos diferidos sin intereses. Dentro de esta segunda opción, se encuentran los créditos que otorgan los bancos directamente, se denominan préstamos personales y nos ofrecen la posibilidad de realizar el viaje proyectado en un plazo más corto que a través del ahorro.

Destino(s) y tiempo
Estos son los dos factores más importantes que influyen en un presupuesto de un viaje. Ahora define los días que piensas quedarse en cada ciudad, ya que facilitará la planeación de actividades y el monto necesario para tu estancia en ellas. Asimismo, y como lo veremos más abajo, muchas veces el costo del transporte, hospedaje y entretenimiento cambia de acuerdo a los días o temporadas en que se realiza el viaje. Considera el clima, la situación política, económica y sanitaria que está viviendo el país que visitarás, ya que estos aspectos determinarán la factibilidad de acudir al lugar que deseas, y el momento adecuado para hacerlo. De lo contrario, podría implicar una mayor estadía o gastos de emergencia que perjudicarían tu presupuesto.

Documentación que requieres para viajar. Es muy importante que te informes con anticipación sobre todos los trámites y documentos necesarios para tu viaje. Lo anterior, pues además del pasaporte, algunos países solicitan visa para tener acceso a su territorio. Esta documentación es indispensable para el viaje y su tramitación tiene un costo, lo cual representa un rubro más a considerar en tu presupuesto.

Cabe señalar, que existen países que hacen un cobro especial de ingreso y salida de su territorio, y que debe ser tomado en cuenta porque, en muchos casos, llega a ser de hasta treinta y cinco dólares (americanos). Igualmente, se deben analizar las disposiciones aduaneras de cada país para evitar tener que pagar multas o sufrir confiscaciones de mercancías tanto de ida como de regreso.

Itinerario. Éste parece ser un gasto secundario, pero el recorrido que planeemos en cada destino implicará gastos adicionales que debemos contemplar. Por ejemplo, entradas a museos o lugares de interés turístico, transportación como taxis o autobuses, comidas fuera del paquete ofrecido por la agencia de viajes o propinas.

El itinerario representa una forma de ahorrar tiempo. Internet es una excelente herramienta para averiguar con anticipación las horas de apertura y cierre de museos y centros de entretenimiento, así como comprar boletos para evitar hacer filas interminables.

Transporte. Las opciones de transporte que tienes son determinantes para definir el tiempo y presupuesto que requerirás:

  • Áereo. Es el medio más utilizado debido a la comodidad y rapidez con la que se puede llegar a un destino; sin embargo, es el más costoso. No obstante, su precio varía de acuerdo a la demanda, por lo que una opción para ahorrar en este concepto, es viajar en temporada baja, donde las tarifas suelen ser inferiores a temporadas de tráfico intenso como fines de semana, días festivos (tanto nacionales como del país que visita), Navidad o vacaciones de verano. También existe la posibilidad de optar por paquetes que incluyan avión y hospedaje, los cuales pueden representar un ahorro importante.
  • Barco. Esta es una experiencia diferente en la cual el paseo comienza desde que te subes al barco. Las empresas navegantes ofrecen paquetes y descuentos muy atractivos para promover el viaje en un buque, lo que puede ayudar considerablemente a tu presupuesto.
  • Tren. En países europeos y norteamericanos es factible transportarse en tren de un país a otro, ya que este medio es más económico y ofrece redes ferroviarias eficientes y de gran extensión territorial. Existen promociones que reducen aún más las tarifas de este medio de transporte cuando se adquieren los pases de abordar desde el país de origen.
  • Auto. Para acudir a un país cercano al tuyo, puedes elegir la opción de transportarte en tu propio auto, considerando el monto de casetas, estacionamiento, gasolina y otros gastos. Decide si es conveniente que tu viaje se lleve a cabo por este medio; si bien, es cierto que sería más fácil conducir por la ciudad que visitarás, también puede significar un desembolso que te puede ahorrar utilizando otros transportes o rentando un vehículo en ese destino.
  • Alojamiento y alimentos. La alimentación es un concepto importante a considerar. Es común que la comida sea más costosa en restaurantes, principalmente en las zonas turísticas. Si deseas ahorrar en este aspecto, te recomendamos buscar paquetes todo incluido. De esta manera, ambos aspectos indispensables de considerar en un viaje estarán cubiertos, evitándote la preocupación por pagos extraordinarios.

Imprevistos
Cuida tus documentos y equipos de fotografía y/o cómputo portátil Te sugerimos tener extremo cuidado con tus documentos como: pasaporte, visa y credenciales, puesto que la pérdida de éstos puede ocasionar problemas mayores y gastos, los cuales pueden estar fuera de tu presupuesto. Una medida preventiva es escanear sus papeles importantes y tenerlos en tu cuenta de mail para que, en caso de necesitarlos, tengas la oportunidad de demostrar tu identidad.

Al salir de paseo utiliza las cajas fuertes en los hoteles en los que te hospedes, las cuales existen en las habitaciones. Esto, para el resguardo de tu equipo electrónico o solicita en recepción que te los guarden.

Apoyos en el extranjero
Al salir de viaje es importante que tengas a la mano los datos completos sobre la embajada y comunidades de tu país en la ciudad que piensas visitar. En caso de que requieras apoyo, acude a estas instituciones que te ayudarán a resolver cualquier duda o problema de migración que tengas.

Asimismo, muchas tarjetas de crédito ofrecen apoyos en el extranjero en materia legal, de salud y de equipaje. Es importante antes de partir, revisar muy bien con tu banco las garantías y beneficios a los que tienes derecho.

Consejos para ahorrar y viajar

  • Busca promociones “todo incluido”, algunos rubros son más económicos por paquete.
  • Realiza desde tu lugar de origen cambios de divisas, ya que seguramente podrás obtener un mejor tipo de cambio que al realizarlo en las zonas turísticas del lugar que visitarás.
  • Considera la ropa adecuada al clima, ya que puede ser un gasto importante no presupuestado.
  • Recuerda empacar todo lo necesario para evitar comprar accesorios que puedes llevar contigo desde tu hogar.
  • Si eres un estudiante o persona de la tercera edad, no olvides portar la credencial que te acredite como tal, ya que con este documento te otorgarán descuentos adicionales que suelen significar ahorros considerables.

Por último, es indispensable analizar minuciosamente las actividades y precios que implica viajar, puesto que al tener bajo control todos los aspectos que influyen en tu travesía, podrás disfrutar plenamente de la estancia en el país de tu elección sin que tus finanzas se vean afectadas.

 

Material Propiedad de FINANZAS PRACTICAS DE VISA.

Madre sólo hay una

El festejo del Día de las Madres se acerca, y seguramente es una fecha que tienes presente y que además, no puede pasar desapercibida. Por eso te damos algunas opciones de regalo para el ser que te dio la vida y que ha estado junto a ti todo el tiempo.

Vámonos a cenar: esta es una de las actividades que son más concurridas y solicitadas, te podrás dar cuenta que la mayoría de los restaurantes están un poco llenos y a menos de que tengas una reservación podrás pasar sin problema. Pensando en esto, te sugerimos que ahora sorprendas a tu mamá y seas tú quien cocine, eso sí, haz que esta reunión tenga un toque especial, arréglense como si fueran a salir y disfruten este momento en familia.

Guardarropa nuevo: si estás pensando en obsequiarle ropa, ahora déjala que ella elija. Un fin de semana por ejemplo, invítala a ir de compras. Lleva toda la disposición del mundo y no la estés apurando para que elija, demuéstrale que estás a gusto acompañándola y en el caso de que te lo pida, dale tu opinión sobre lo que se está probando.

Preparen maletas: otro detalle que puedes tener con ella es invitarla de vacaciones, no importa que no sea temporada vacacional. Por supuesto, se trata de que viajen juntos, así que siéntate con ella y comiencen a revisar paquetes de viaje a partir del destino al que ella quiera acudir.

A ponerse en forma: si sabes que a tu mamá le gusta hacer ejercicio, puedes obsequiarle una membresía en un gimnasio. Busca la ubicación de los que estén más cercanos a su casa y sobre todo, que cuente con las actividades que sabes disfruta hacer. Incluso, puedes ir a ejercitarte con ella.

Cruza fronteras: si no viven en la misma ciudad, podrías darle la sorpresa y acudir a su lugar de residencia. Una vez ahí, pueden irse a comer, a cenar, pasar un día juntos, en fin, organízate y hazla sentir especial.

Recuerda que aunque esté marcado en el calendario sólo un día como festejo del día de las madres, tienes que llenarla de amor diariamente, dándole detalles que no se espere y que se sienta querida por toda la familia, pues definitivamente como dice aquel dicho popular: “Madre sólo hay una”.

 

Material Propiedad de FINANZAS PRACTICAS DE VISA.

Un ingreso en vacaciones

Los trabajos de temporada son aquellos trabajos que abren vacantes por un determinado lapso. Regularmente hay trabajos de verano y de invierno. Están enfocados a jóvenes estudiantes principalmente, aunque existen establecimientos que contratan personas de todas las edades.

Estas oportunidades de temporada pueden ayudarte en tu vida financiera, especialmente si eres un joven que no cuenta con ingresos fijos, o cuentas únicamente con el dinero semanal o mensual que tus padres te dan.

A continuación te damos algunas ideas de trabajos de temporada para que vayas preparándote para tu siguiente período vacacional, si es que deseas pasarlo generando un ingreso extra:

  • Tiendas comerciales. Son almacenes que tienen un volumen grande de ventas en ciertas épocas del año. Muchas veces, estos establecimientos buscan contratar vendedores que se llevan un porcentaje de comisión por cada venta realizada. En época de Navidad, cuando toda la gente busca comprar sus regalos navideños, puede ser una buena opción.
  • Turismo. Ya sea como guía de turistas o mesero, las épocas vacacionales son una buena oportunidad para incrementar tus ingresos. Aparte del salario que percibas por estas actividades, las personas que viajan suelen dejar buenas propinas a la gente que los atiende.
  • Telemercadeo. Muchas empresas contratan por temporada a personas para que se dediquen a vender o promocionar productos y servicios por teléfono. Regularmente, las personas eligen un turno (matutino, vespertino o nocturno, dependiendo del giro de la empresa) y tienen el resto del día libre para dedicarlo a otras actividades.

Como puedes observar, existen varias opciones para ganar más dinero en temporada vacacional. Recuerda que el dinero que ganes puedes utilizarlo para comenzar una cuenta de ahorro o utilizarlo para continuar tus estudios.

 

Material Propiedad de FINANZAS PRACTICAS DE VISA.

Preparándose para el regreso a clases

Tradicionalmente el regreso a clases es difícil para los estudiantes. Después de un largo período de vacaciones, asimilar la idea de volver al colegio, con tareas y exámenes, parece una pesadilla para ellos.

Lo mismo pasa con los padres de familia, en ese momento no quieren saber nada del regreso a la escuela, y dejan pasar el tiempo sin prevenir lo irremediable: el pago de inscripciones y la compra de útiles escolares, libros y uniformes.

Esta pesadilla para ambos, estudiantes y papás, se hace más ligera planeando de antemano.

 

Prepárate haciendo gastos semanales

Lo primero que debes hacer es una lista de los artículos que sabes te solicitará la escuela, y distribúyelos en gastos semanales. Por ejemplo:

  1. Primera semana: cosas pequeñas como lápices, colores, sacapuntas, gomas y juegos de geometría.
  2. Segunda semana: mochila y cuadernos.
  3. Tercera semana: ropa interior, zapatos, tenis.
  4. Cuarta semana: libros de texto adicionales y material de laboratorio (bata).
  5. Quinta semana: uniformes e inscripción.

 

Algunas reflexiones al respecto

Ahorro: Las tiendas y fabricantes tienen ofertas antes del retorno a clases. Aprovéchalas para evitar ser de los que se espera hasta el último momento para hacer sus compras. Si lo haces de esta manera, evitarás el abuso de ciertos comerciantes, que, como conocedores de la demanda urgente, elevan sus precios.

Finanzas sanas este regreso a clases: Otra estrategia eficaz es que cada año debes incluir dentro de tu presupuesto anual el regreso a clases, ya que desde el verano se tienen que considerar las colegiaturas, inscripciones y fechas límite de pago. Por lo que, si no estás preparado, tu cartera se podría ver afectada.

Es por eso que hemos preparado algunas sugerencias para que este inicio de cursos no merme tus finanzas:

Haz un recuento: De los útiles que tus hijos usaron el año pasado.

Compara establecimientos: Antes de comprar visita varios establecimientos para que tengas conocimiento de los diferentes precios que ofrecen o compara sus precios vía Internet.

Compra por paquete: En algunas ocasiones, resulta conveniente comprar plumas, lápices o borradores por paquete en vez de por pieza.

Realiza intercambios: Algunas escuelas llevan a cabo intercambio de libros entre los alumnos, que te permiten ahorrar dinero.

Pagos por adelantado y deducción: En algunas instituciones educativas te hacen un descuento si pagas por anticipado la colegiatura de todo el año.

 

Material Propiedad de FINANZAS PRACTICAS DE VISA.

Sana economía familiar

Para conocer el estado de tu economía familiar, el primer paso es identificar los ingresos y los gastos totales. Toma en cuenta todos los ingresos, tanto de actividades profesionales como aquellos que recibes por concepto de rentas u otros negocios. Haz lo mismo con los gastos, y no olvides incluir el pago de deudas o hipotecas. Una vez que hiciste este análisis, hay dos posibilidades:

Que tus ingresos sean mayores a los gastos. Este es un escenario positivo, porque significa que cubres tus necesidades y las de tu familia, y tienes un excedente para otros usos. Has logrado un manejo sano de tus finanzas, y es recomendable seguir con una distribución planeada de los gastos.

Que los ingresos no te alcancen para cubrir los gastos. Recuerda que debes gastar en función de tus ingresos. Si tus gastos son mayores, empezarás a solicitar préstamos que tus ingresos no te permiten pagar, generando una deuda. Para equilibrar las finanzas, deberás hacer un análisis detallado de todos los gastos familiares e identificar cuáles se podrían reducir o eliminar.

Consejos para mejorar la economía familiar

  • Ahorrar en recursos y servicios. Establezcan reglas básicas de ahorro para reducir los gastos por servicios, por ejemplo, apagar las luces cuando la habitación esté desocupada y no dejar abiertas las llaves de agua. Esto traerá ahorros económicos en los recibos mensuales, pero también importantes beneficios al medio ambiente.
  • Fomentar la comunicación abierta con relación al tema del dinero. Es muy importante que todos puedan hablar y manifestar sus inquietudes acerca del manejo de las finanzas, para que exista un sano acuerdo en su distribución.
  • Crear un fondo de ahorro para gastos inesperados. Existen gastos no previstos, como son accidentes, enfermedades, composturas de la casa, entre otros. De esta forma, los imprevistos no afectarán el pago de los servicios ya programados.
  • Establecer metas familiares. Si se trabaja en equipo familiar, cada miembro conocerá que es mejor trabajar en conjunto. También aprenderán a compartir y a negociar.
  • Permitir que todos los integrantes de la familia dispongan de cierta cantidad para su consumo personal. Es importante que cada quien pueda decidir, de forma personal, qué hacer con ese dinero y a qué destinarlo. Los proyectos familiares no deben truncar las metas personales.
  • Marcar una línea entre qué es personal y qué es familiar. Este criterio aplica tanto en ingresos como en gastos. Para lo familiar, siempre debe existir un acuerdo donde participen y decidan todos los miembros.

¿Cómo incentivar el ahorro en nuestros hijos?

Plantearse un presupuesto: aunque los niños no manejan grandes cantidades de dinero, consideraban necesario enseñarles a revisar para qué les podría servir lo que tienen ahorrado y en qué lo están gastando. Sugiéreles que lleven un registro de las cosas en las que están utilizando su dinero, así como aquel que están recibiendo y a final de mes, siéntate con ellos a revisar su lista y platica con ellos sobre el tema del presupuesto.

Emprendedores desde pequeños: se podría pensar que el emprendedurismo es algo para los adultos, pero creían que podían inculcarle este valor a sus hijos desde temprana edad. Se les ocurrió la idea de proponerles abrir una pequeña tienda de dulces a la entrada de su casa, para que vean que es a partir del trabajo, que se obtiene dinero.

Compras inteligentes: otra de las estrategias que piensan poner en marcha, es llevarlos al centro comercial y que con sus ahorros pretendan comprarse algún objeto, con la idea de que vean precios y revisen para qué les alcanza. Les explicarán que hay productos con las mismas características pero con precios diferentes, así que tienen que adquirir el que más les convenga y que puedan pagar.

Cuentas de ahorro infantiles: esto me pareció muy bueno, pues el ahorro no debe pensarse como una imposición, sino más bien debe ser una actividad con la que los pequeños del hogar se sientan a gusto y que además vean resultados tangibles de su ahorro. Por ejemplo, en la mayoría de los bancos, existen servicios financieros para niños y adolescentes que puedes contratarles. Es importante que desde pequeños tengan una idea de lo que son las tarjetas bancarias y mejor aún, se involucren con ellas.

Poniendo el ejemplo: una de las conclusiones a las que llegaron, y que me pareció muy atinada, fue la importancia de enseñarle a los hijos a partir de nuestras propias acciones. Es decir, no crear la idea de que el dinero se debe desperdiciar, al contrario, que es necesario cuidarlo, pero que al mismo tiempo, sirve para comprar aquellas cosas que nos gustan y con las que nos sentimos bien, pero siempre con responsabilidad.

Es una realidad que los niños deben comenzar a aprender que el dinero es producto del esfuerzo y del trabajo. Enséñales que ahorrando, podrán comprar todo aquello que les gusto, pero siempre pensando si eso que quieren, realmente lo necesitan.

¿Cómo terminar con la cuesta de enero?

Después de todas las festividades, la mayoría de las personas regresan a su vida cotidiana y se reincorporan en sus actividades como el trabajo y la escuela. Sin embargo, aunque las fiestas hayan terminado, en muchos casos existen deudas que no se saldarán hasta dentro de meses, según la modalidad que hayan elegido para pagarlas. A veces, estos pagos junto a los gastos fijos que tenemos en el hogar, ocasionan que suframos la llamada “cuesta de enero” en la cual nos vemos apurados para responder a nuestros compromisos. Enlistaremos algunas sugerencias para terminar con la cuesta y comenzar el año con el pie derecho.

  • Decídete a terminar con deudas innecesarias: si compraste una serie de luces a 18 meses sin intereses, contacta a tu banco o a tu tienda departamental y salda esa deuda. Aplica lo mismo para otros productos que hayas comprado de esa manera, si la deuda durará más que la vida funcional del artículo, lo mejor es pagarlo ahora. A pesar de que sean pagos pequeños, es una cantidad que estará mermando tu presupuesto mensual.

  • Elabora un presupuesto: aunque suene repetitivo, la elaboración de presupuestos es lo ideal en estas situaciones, ya que puedes dimensionar exactamente qué cantidad de dinero tienes y cómo la gastarás. Destina una parte importante a eliminar tus deudas para que puedas avanzar más. Evita salirte del mismo, por lo menos en lo que vuelves a equilibrar tus finanzas.

  • Haz un plan de pagos: comienza por la deuda que cuenta con mayor cantidad de intereses o con la que te resulte más pesada y aporta un poco más de lo normal. Recuerda que en el caso de créditos, si solamente estás pagando el mínimo, únicamente cubrirás la parte de intereses y no aportarás algo sustancioso al capital. Te recomendamos que prestes atención a este tema para que tus metas financieras no se vean afectadas ahora que el año está comenzando.

  • Evita contraer más deudas: algunas personas tienen la costumbre de adquirir préstamos o sacarle dinero a tarjetas de crédito para mitigar otras deudas. No te recomendamos esta práctica debido a que podrías entrar en un círculo vicioso que no te dejará salir y por el contrario, te verás apurado al no tener oportunidad de cumplir con todas tus responsabilidades.

Ahorro en el hogar

El consumo en el hogar representa el gasto en los bienes necesarios para satisfacer las necesidades familiares. El aumento de precios en productos y servicios nos pueden obligar a tomar medidas para mejorar el ahorro en el hogar y adecuarnos al nuevo presupuesto familiar.

Existen muchas opciones para optimizar la elaboración y aplicación de un presupuesto. Pero los principales conceptos de gasto se tienen que revisar para comprobar que estamos haciendo el mejor uso de esos recursos.

¿Cómo ahorrar en los gastos más comunes del presupuesto familiar?

  • Reducir el consumo de energía. Utilizar luz artificial sólo cuando sea necesario, no dejar luces encendidas, sustituir las bombillas convencionales por las halógenas de bajo voltaje, o por lámparas fluorescentes compactas, ya que éstas proporcionan el mismo nivel de iluminación, duran ocho veces más y ahorran hasta un ochenta por ciento de energía.

  • Contratación de tarifas telefónicas económicas. Hacer una comparación de tarifas que se ajusten a las necesidades reales de la familia y evaluar la más rentable. Realizar preferentemente llamadas durante el horario reducido ahorrará hasta el cincuenta por ciento. Es recomendable solicitar información a la compañía telefónica sobre bonos y planes de descuento.

  • Prevención en el consumo de gas. Para optimizar el consumo de gas, es necesario verificar que los aparatos donde se emplea este combustible se encuentran en buenas condiciones de funcionamiento. La principal causa de un consumo ineficiente radica en fallas en este tipo de aparatos.

  • Ahorro en el consumo de agua. Un grifo abierto gasta cinco litros de agua por minuto. Un grifo goteando aproximadamente sesenta litros de agua al día. Cuidar que no existan fallas en el suministro de agua, nos ayudará a ahorrar y apoyaremos las medidas ecológicas para conservar este importante recurso. Otra medida importante es aprovechar al máximo la capacidad de la lavadora, lo que reducirá el consumo de agua, detergente y energía.

  • En la adquisición de aparatos eléctricos. Al comprar un aparato eléctrico será necesario revisar que consuma poca energía. Ejemplos: cuando se compra un refrigerador es recomendable elegir el de menor tamaño posible. Los que tienen congelador y refrigerador en la misma compuerta ahorran más energía, al contrario de los tienen sus compuertas por separado. Tomar en cuenta que aquellos que hacen hielo automáticamente aumentan el consumo de energía hasta de un veinte por ciento.

    Asimismo, será necesario comprobar el consumo de los aparatos electrodomésticos en su etiqueta energética; los niveles A y B son los más eficientes.

La cuesta de enero

Cuando estamos en medio de las festividades navideñas nos dejamos llevar por la emoción del momento. Pasillos llenos de ofertas de artículos, árboles de navidad, fotografías con los Reyes Magos, nieve artificial y regalos para nuestros seres queridos. Sin embargo, a veces olvidamos detenernos a evaluar si nuestra capacidad económica nos permite hacer todos esos gastos y sucumbir a los encantos navideños.

Así, cuando gastamos más de lo que habíamos presupuestado en las festividades navideñas, nos enfrentamos con mayor dificultad a lo que conocemos como: "La cuesta de enero"; que es una época en la que vamos "cuesta arriba", financieramente hablando. Nuestras cuentas y nuestros bolsillos deben enfrentarse a muchos gastos que probablemente no habíamos considerado. Así que nuestros ingresos parecen no alcanzar para hacer frente a los pagos cotidianos.

Por esta razón, hay quienes deciden pedir un préstamo o llevar a empeñar sus joyas, sumando así, más pagos por realizar a corto plazo.

Otra manera de encarar la cuesta de enero es haciendo un recorte presupuestal en los gastos de la familia. Es decir, que todos los miembros tienen que hacer un esfuerzo para dejar de consumir aquello que tanto les gusta, pero que realmente no necesitan, o tienen que adaptarse a carecer de ciertas comodidades mientras el proveedor de la familia se restablece.

Tips para sobrellevarla

Si está teniendo problemas para hacer frente a la cuesta de enero, aquí le damos unos tips para hacer más fácil el manejo de sus finanzas:

  • Sea consciente de que no puede mantener el ritmo de gastos diarios que tenía hasta hace un mes. Ahora deberá limitarse aún más.
  • No coma en restaurantes, lleve comida de su casa a la oficina. Así evitará incrementar los gastos diarios de alimento.
  • Pida a alguien de su familia o compañero de labores que lo lleve al trabajo, ahorrará en gasolina.
  • No gaste demasiado en teléfono móvil.
  • Posponga las reuniones con tus amigos hasta febrero.
  • Evite hacer nuevas compras que le impidan recuperarse financieramente.

¿Cómo terminar la cuesta de enero?

Después de todas las festividades, la mayoría de las personas regresan a su vida cotidiana y se reincorporan a sus actividades como el trabajo y la escuela. Sin embargo, aunque las fiestas hayan terminado, en muchos casos existen deudas que no se saldarán hasta dentro de meses, según la modalidad que hayan elegido para pagarlas. A veces, estos pagos junto a los gastos fijos que tenemos en el hogar, ocasionan que suframos la llamada “cuesta de enero” en la cual nos vemos apurados para responder a nuestros compromisos. Enlistaremos algunas sugerencias para terminar con la cuesta y comenzar el año con el pie derecho.

  • Decídase a terminar con deudas innecesarias: si compró a 18 meses sin intereses, contacte a su banco o a su tienda departamental y salde esa deuda. Aplique lo mismo para otros productos que haya comprado de esa manera, si la deuda durará más que la vida funcional del artículo, lo mejor es pagarlo ahora. A pesar de que sean pagos pequeños, es una cantidad que estará mermando su presupuesto mensual.
  • Elabore un presupuesto: aunque suene repetitivo, la elaboración de presupuestos es lo ideal en estas situaciones, ya que puede dimensionar exactamente qué cantidad de dinero tiene y cómo la gastará. Destine una parte importante a eliminar sus deudas para que pueda avanzar más. Evite salirse del mismo, por lo menos en lo que vuelve a equilibrar sus finanzas.
  • Haga un plan de pagos: comience por la deuda que cuenta con mayor cantidad de intereses o con la que le resulte más pesada y aporte un poco más de lo normal. Recuerde que en el caso de créditos, si solamente está pagando el mínimo, únicamente cubrirá la parte de intereses y no aportará algo sustancioso al capital. Le recomendamos que preste atención a este tema para que sus metas financieras no se vean afectadas ahora que el año está comenzando.
  • Busque alternativas: muchos bancos le permiten trasladar la deuda a otro con un menor interés. Si éste es su caso, busque información y asesórese.
  • Evite contraer más deudas: algunas personas tienen la costumbre de adquirir préstamos o sacarle dinero a tarjetas de crédito para mitigar otras deudas. No le recomendamos esta práctica debido a que podría entrar en un círculo vicioso que no le dejará salir y por el contrario, se verá apurado al no tener oportunidad de cumplir con todas sus responsabilidades.

Hablando de finanzas con tu pareja

Tal vez la cena romántica a la luz de las velas del día de San Valentín no sea el momento ideal para decirle a tu pareja: “Amor, hablemos de nuestro futuro financiero”. Probablemente consideres que los temas financieros son poco románticos. Sin embargo, se trata de una conversación muy importante que te recomendamos tener para que tu relación avance a paso firme y de manera saludable.

Si no has tenido recientemente una conversación franca acerca de las finanzas familiares con tu pareja y no sabes muy bien cuál es el próximo paso a seguir, aquí te brindamos algunas sugerencias.

Planeen una cita para hablar de finanzas. Aunque ambos estén de acuerdo en todo lo concerniente a las cuestiones financieras, es importante que quien normalmente maneja las finanzas mantenga siempre informada a su pareja de todos los pormenores.

No pospongan las conversaciones incómodas. Si uno de los dos accidentalmente sobregiró la cuenta y el cheque rebotó por falta de fondos, o si se te olvidó hacer un pago, no esperes a la próxima reunión para platicar sobre el problema, ni trates de ocultarlo. Eso sólo empeorará la situación y creará una atmósfera de desconfianza. Enfrenten la situación juntos para poder resolver el problema lo más pronto posible. Es posible que de esta forma inclusive se ahorren cargos y penalidades adicionales.

Mantengan un frente unido. Cuando se enfrenten a malas noticias. Por ejemplo, que bajó el saldo del fondo de jubilación del último trimestre o que uno de los dos perdió su empleo de manera inesperada, la comunicación será aún más importante. Quizás necesiten reestructurar su presupuesto y apretarse más el cinturón; a lo mejor, habrá que cambiar temporalmente algunos planes, como podría ser el caso de tener que posponer la jubilación. En cualquiera de estos escenarios, te recomendamos hablar del tema con tu pareja para que puedan llegar a un acuerdo de manera que ambos queden tranquilos.

Reafirmen sus metas. Las parejas a menudo comienzan su vida en común con un plan bien establecido, y de pronto surge un incidente inesperado que los obliga a modificar sus metas y prioridades. Hablen regularmente sobre cómo se sienten respecto a temas importantes como son el tamaño de la familia, los cambios de carrera, el financiamiento para la universidad de los hijos (o los estudios de ustedes mismos), el nivel de riesgo financiero que les resulta aceptable a ambos, cuándo y cómo desean jubilarse, y cómo van a cuidar de sus padres en el futuro.

Actualiza tus documentos. Asegúrate de que tus documentos legales y financieros estén al día y reflejen tus deseos actuales. Esto incluye testamentos, pólizas de seguro, poderes otorgados para cuestiones financieras y médicas, fondos de jubilación, fondos de inversión y otras cuentas en las que los beneficiarios y personas nombradas tengan control sobre tu salud y finanzas.

Apéguense al presupuesto. Algunos de los peores desacuerdos en los matrimonios ocurren cuando uno o ambos miembros de la pareja no se apegan al presupuesto familiar. Si no cuentan con un presupuesto, existen muchas herramientas disponibles para crearlo.

Busca ayuda. Si descubres que probablemente necesitas ayuda para establecer tus metas financieras, cuentas con varios recursos externos disponibles como especialistas en planificación financiera o asesores financieros. Acércate a ellos y mantén siempre unas finanzas sanas.

Fonofácil: Desde la Ciudad 809.731.3333 (opción 0) y desde el interior sin cargos 1(809)200.3333 *256 desde tu celular info@alnap.com.do