Educando tus Finanzas

Crédito y Endeudamiento

El crédito es una llave a la felicidad. Tu crédito puede hacer mucho por ti. ¿Qué puedes tú hacer por él? ¡Cuídalo!

Salud y ahorro de dinero

Seguramente te has dado cuenta que el tema de salud representa un gasto importante en nuestras finanzas, pero has pensado ¿cómo podrías ahorrar un poco de dinero cuando de este tema se trata?

Seguros y más seguros: contar con un seguro médico nos ayudará cuando se nos presente una emergencia. Si no cuentas con uno, te sugerimos acudas a diferentes aseguradoras para que veas las diferentes opciones y elijas la que mejor te conviene.

Descuentos médicos: hay farmacias que cuentan con descuentos en ciertos medicamentos, date a la tarea de buscar estos lugares.

Medicamentos genéricos: son medicinas que contienen los mismos ingredientes activos, con la diferencia de que no cuentan con una marca, lo que los hace más baratos. Sugiérele a tu médico que en las recetas agregue, además del nombre comercial, la sustancia activa para que puedas llegar a la farmacia y solicitarla de esa manera.

Chequeo en familia: crear la cultura de la prevención será la mejor medicina y por lo tanto, hará que las visitas al médico sean menores. Hacernos un chequeo médico periódico nos permitirá darnos cuenta de cómo se encuentra nuestro organismo. Recuerda que acudir al médico no es un lujo, es una necesidad.

Endéudate con responsabilidad

Maneja responsablemente tu crédito: El manejo responsable de tu crédito impacta toda tu vida: familia, pareja, negocios, trabajo, carrera, y todo tu entorno.

Impacto del crédito en tu familia: Un buen crédito puede facilitarte la adquisición de una casa, vehículo, realizar un negocio, viajes, y hasta el financiamiento de la educación de los miembros de tu familia. Bien manejado, puede ser la diferencia entre una familia feliz y una con serios problemas.

Impacto del crédito en tu relación de pareja: El amor es una de las áreas más afectadas por las finanzas de cualquier persona. Cuando se trata de la pareja, el problema entonces se multiplica. Un buen crédito permite que tú y tu pareja desarrollen planes en conjunto que ayudan a profundizar los lazos.

Impacto del crédito en tus negocios: Existen muy pocos negocios que no dependan del crédito como una forma de obtener capital de trabajo, tanto para las operaciones diarias, como para su crecimiento. Mantener un buen crédito te permite emprender cualquier idea que tengas.

Impacto del crédito en tu carrera: Tu carrera es la llave que te llevará al éxito en el futuro. De un buen crédito depende hoy día que puedas desarrollarla, y llevar a cabo los sueños por los que estás luchando. En un mundo laboral tan competitivo, un buen crédito es una ventaja que debes aprovechar.

Beneficios de un buen crédito: Usar el crédito es bueno, pero sin excesos. El exceso de deudas afecta tu liquidez y, por ende, tu presupuesto, impactando directamente tu tranquilidad. Los beneficios de tener un buen crédito son muchos, entre ellos resolver emergencias, satisfacer necesidades, y adquirir bienes que no están al alcance, pero que son necesarios, como una casa o un automóvil.

Consejos para mantener tu crédito saludable:

  • Preparar un presupuesto antes de incurrir en la responsabilidad de una nueva deuda.
  • Evitar las moras y atrasos, porque esto afecta tu récord de crédito, reduciendo tu puntaje.

¿Qué cosas pueden impactar tu crédito negativamente?

  • Retrasos en pagos de préstamos, tarjetas de crédito, etc.
  • Sobre endeudamiento, es decir, tener deudas que claramente van más allá de tus posibilidades de pago.
  • Errores cometidos en la información enviada al buró de crédito, por lo que te recomendamos periódicamente gestionar la revisión del mismo.

Tu crédito es una llave de tu felicidad. Tu crédito puede hacer mucho por ti. ¿Qué puedes tú hacer por él?...¡Cuídalo!

Consejos para ahorrar, controlando tus ingresos y gastos

  • Clasifica tus gastos mensuales en fijos, que son los que tienes que pagar de forma obligada en el mes o bimestre, como: la luz, la renta, comida, agua, teléfono e internet, combustible, colegio, y el pago de tus deudas.
  • Después, haz una lista de tus pagos variables, que son aquellos que no se presentan de forma regular, pero que tienes que presupuestar para hacerles frente, como la compra de ropa, reparaciones en el hogar, enfermedades, etc.
  • Finalmente, agrupa tus gastos periódicos, que son los pagos obligatorios durante el año. Aquí se contemplan, por ejemplo: los seguros, las vacaciones, renovación del marbete del vehículo, etc. Te recomendamos sumar el gasto total, y dividirlo entre 12, para aportar el resultado cada mes, y que te sea más fácil enfrentar esos gastos.
  • Es la hora de ordenar tus gastos, por lo que deberás eliminar todos aquellos que son innecesarios.
  • Disminuye los gastos superfluos. Los especialistas recomiendan iniciar los recortes en el ocio, por ejemplo: puedes bajar el gasto en comidas fuera de casa, salir una vez al mes, o sustituir las idas al cine por rentar o el alquiler de películas.
  • Las especialistas recomiendan tener especial cuidado con los gastos pequeños, es decir todas las comprar que haces a diario sin analizar, porque se trata de montos pequeños, pero que en su conjunto suman una gran cantidad. Es aquí donde se presentan las principales fugas del presupuesto. Estos gastos incluyen cuidar más la compra de bebidas, comidas en la calle, dulces, propinas, etc.
  • La prudencia siempre es una buena arma, hay que tener claro que durante las siguientes semanas será imprescindible comprar sólo en función de las necesidades fundamentales, para que, cuando la nube de crisis se diluya, podamos planear los gastos con mayor certidumbre.
  • Ponte una meta con un objetivo concreto: Decide qué es lo que de verdad quieres o necesitas (abono de un carro, unas vacaciones, etc.), y debes tener presente el costo. Después debes ponerte una meta realista, por ejemplo: seis meses para ahorrar lo suficiente. Cada vez que te entren ganas de comprarte unos zapatos nuevos o comprarle a tu hijo un juguete más que realmente no necesita, no olvides lo que realmente necesitas, y pregúntate si deseas tanto este capricho como el objetivo para el cual estás ahorrando.
  • Evitar las deudas. Existen deudas que podrían ser de gran ayuda, tal como la deuda de una hipoteca, o la deuda necesaria para crear un negocio, pero, para ahorrar dinero, debemos procurar tener la menor cantidad de deudas posible.

¿Cómo mantener limpio tu historial de crédito?

¿Qué es el Crédito?

Es disponer de una fuente de efectivo que una institución financiera o un prestatario te otorga, con el compromiso de que se devolverá en forma gradual o total; con interés adicional que compensa a la fuente que lo suministró por el tiempo que mantuviste ese dinero.

¿Por qué es útil tener buen crédito?

El buen crédito es sinónimo de confianza, y te será útil para adquirir aquello que deseas, como comprar una casa, conseguir un empleo, alquilar un departamento, financiar un vehículo, obtener un servicio celular en una compañía telefónica, e incluso para lograr una posición en cualquier empresa. Un buen crédito es símbolo de honestidad financiera e integridad personal.

¿Qué es el historial de crédito?

Es un registro de los pagos que efectúas a tu tarjeta de crédito, préstamos de vehículos, préstamos de consumo, hipotecas para viviendas, entre otros tipos de financiamiento. Es un indicativo de la forma en que manejas tu crédito.

¿Cuándo es bueno o malo el historial de crédito?

Tu historial de crédito va a depender de tu responsabilidad con lo que hayas manejado. Si has sido responsable, entonces tu historial será bueno, de lo contrario, tu historial crediticio evidenciará tu falta de compromiso para honrar tus obligaciones, y esto te dificultará el poder acceder a las posibilidades que te otorga el sector financiero y hasta el sector comercial.

¿Qué pasa si no tienes un historial de crédito?

Si no tienes historial de crédito, para el sector financiero puede que no existas; por lo tanto, esto puede dificultarte el acceso a la obtención de los beneficios que puedes lograr a través de ellos.

¿Quiénes suministran los informes crediticios?

Las empresas privadas constituidas como sociedad de información crediticia son las que están orientadas a integrar y proporcionar información antes del otorgamiento de crédito. En la República Dominicana existen varios centros de información de crédito, como son: Data Crédito y TrasUnion.

¿Para qué se utiliza la información de crédito?

Esta información la utilizan diferentes sectores, por ejemplo, el financiero o el comercial para visualizar el riesgo potencial que tú le puedes representar. También lo utilizan aquellas instituciones en las que seas candidato para ocupar un puesto.

¿Qué es una tarjeta de crédito garantizada?

Una tarjeta de crédito garantizada está respaldada por el dinero depositado en una cuenta de garantía. El depósito sirve de garantía para la tarjeta de crédito. Si no pagas las cuotas, el dinero en la cuenta de garantía podría usarse para cubrir la deuda.

Nosotros, en La Nacional, ofrecemos este producto para ayudar a los clientes a construir su crédito, o para facilitarles el comienzo de la corrección de un historial de crédito malo.

Consejos para mantener un buen historial de crédito:

  • Usa tus tarjetas de crédito de forma responsable, para así establecer un patrón positivo de pago de cuentas a tiempo, pero no gastes hasta el límite, ni más de lo que realmente puedes pagar.
  • Paga tus cuotas siempre a tiempo, y realiza al menos el pago mínimo.
  • Si cambias de domicilio, informa tu nueva dirección lo más pronto posible, para evitar que se extravíen tus estados de cuentas o te lleguen con retraso.
  • Sé cuidadoso al usar tu crédito. Antes de usar una tarjeta de crédito, o solicitar un préstamo, debes ver la capacidad económica con que cuentas para pagar tus deudas.
  • Si tienes problemas para pagar tus deudas, debes ponerte inmediatamente en contacto con tus acreedores, y explícales la situación. Debes ver si te pueden ayudar con un plan de pagos adecuado a tus necesidades, y una vez que llegues a un arreglo, apégate al mismo. No esperes a que pasen tu cuenta a una oficina de cobranzas.
Fonofácil: Desde la Ciudad 809.731.3333 (opción 0) y desde el interior sin cargos 1(809)200.3333 *256 desde tu celular info@alnap.com.do